Comienza llenado del gasoducto Néstor Kirchner, una obra clave para Argentina

Argentina alista los últimos detalles para inaugurar, en el feriado nacional del 9 de julio, el Gasoducto Néstor Kirchner, con el que llevará el gas natural producido en Vaca Muerta al centro y norte del país. La obra permitirá transportar 11 millones de metros cúbicos del energético y ahorrar más de 1.700 millones de dólares anuales.
El ambicioso proyecto de infraestructura energética llevará el gas natural producido en Vaca Muerta hacia la provincia de Buenos Aires, la zona de mayor consumo del país. Pero antes de que se ponga en funcionamiento, queda la última etapa: el martes 20 de junio se iniciará la etapa de barrido, presurización de las cañerías y llenado del gasoducto.
Esta última acción consiste en la apertura de la válvula ubicada en el yacimiento de Vaca Muerta, para que el combustible comience a llenar el gasoducto. Ese proceso estará listo para el 9 de julio, día de la inauguración.
Lo que comenzará a funcionar tras esa fecha es el primer tramo de la obra, un gasoducto de 573 kilómetros que une la localidad de Tratayén, provincia de Neuquén (centro sur), donde se ubica Vaca Muerta, con Salliqueló, de la provincia de Buenos Aires (centro). La construcción de este tramo, que comenzó en agosto de 2022, demandó unos 10 meses, lo que el Gobierno argentino considera un tiempo récord, ya que obras similares suelen demandar 24 meses de trabajo.
El proceso de llenado del gasoducto, bautizado en honor al expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), contempla una distribución en cuatro etapas hasta su habilitación completa en Salliqueló. Una vez finalizado, el conducto para el gas será capaz de transportar alrededor de 11 millones de metros cúbicos diarios del energético, lo que supone un ahorro de 1.700 millones de dólares anuales en importación de combustibles para Argentina.

«Para la gente va a significar que podamos a mediano plazo ir encaminando a la Argentina hacia costos energéticos más competitivos», aseguró la secretaria de Energía de la nación, Flavia Royón, en entrevista con la agencia oficial Télam.

La funcionaria recordó que el objetivo de la obra es trasladar el gas de Vaca Muerta a provincias del centro y el norte del país, de manera de «que se pueda desarrollar en la Argentina una nueva industria donde el costo energético va a ser una ventaja competitiva».
La segunda etapa de la obra comenzará, según está previsto, en agosto de 2023 para unir a Salliqueló con la localidad de San Jerónimo, en la provincia de Santa Fe (centro este). El nuevo tramo tendrá un costo estimado de 3.000 millones de dólares y terminará en una conexión con el ya existente Gasoducto Centro Oeste, lo que permitirá conectar el energético a las provincias de Córdoba, Tucumán y Salta, sin depender de las importaciones de hidrocarburos desde Bolivia.
Compartir nota:
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Facebook

Contenido exclusivo para socios

¿Todavía no sos socio?